Qawali

Durante el imperio mogol se consolidaron los conciertos religiosos llamados qawali, tradición aún vigente especialmente en Paquistán

El Islam ortodoxo no aprueba de la música en la mezquita (o en general como parte de los placeres mundanales). No obstante en todas las naciones musulmanes surgieron místicos que buscaron una unión más íntima con Alá, denominados luego sufíes, y una de las formas de lograr esa unión era mediante la música

Especialmente en el territorio de la actual Paquistán estos conciertos, donde los participantes se dejan llevar progresivamente por un vivaz ritmo hasta alcanzar cierto frenesí extático, ganaron popularidad, siendo una constante en la corte Mogol

En las imágenes arriba y abajo vemos un qawali moderno transmitido por televisión

El cantente principal se sienta al frente con su armonio manual (instrumento hoy típico heredado de la época del Imperio Británico de la India) flanqueado por otros músicos y generalmente una voz secundaria (más veces de las que no un hermano o primo) A sus espaldas se sienta el “coro” que bate las palmas rítmicamente y repite el rítmico estribillo o fragmentos de las estrofas, en un contrapunto irregular que requiere constante atención a los portentosos malabarismos vocales del cantante (ver video 2)

El músico puede agregar versos de su improvisación (que el coro debe seguir) La repetición de frases mientras el cantate va tejiendo los versos por venir trae a la memoria ciertos aspectos de la música gospel, como ésta, surgida en un contexto religioso en el que un líder conduce a una feligresía en una intensa experiencia musical

Como se ha dicho, la ortodoxia de La Meca (salvando las distancias, el equivalente entre los musulmanes, del Vaticano entre los católicos) desaprueba de estos excesos propiciados por la música del qawali. Una tendencia intelectual por otra parte hoy en boga favorece proponer este extremismo inofensivo como alternativa al extremismo del fundamentalismo terrorista

Lo cierto es que gracias a la música de los qawalis el Islam se difundió (hace siglos) entre la población del subcontinente indio. Al ser cantado en los idiomas locales (no en árabe, el idioma del Corán) utilizando giros cotidianos, supo ganarse el corazón hasta el día de hoy de indios y paquistaníes

O amo de Sindh, Señor de Shewan

Qalandar intoxicado de Dios, de manto rojo ¡salud!

…Cuatro velas arden en tu tumba

y heme aquí para encender una quinta..

…Por Ali! que tu mano guíe mi barca

con salud..

(ver video 7)

VIDEO 1

Escena de la película “El Gran Mogol” mostrando un qawali femenino en la corte. Puede verse con su traducción al español al final de éste fragmento

VIDEO 2

Formación típica de qawali en la actualidad. Los músicos usan el fez o gorro típico musulmán de moda hace un siglo (popularizado entonces por  el Imperio Otomano desde Turquía) que hoy en el subcontinente indio se asocia frecuentemente a las funciones religiosas (comos las de éste qawali) En la canción se oye repetir frecuentemente el nombre de Mustafá, alternativa común para el nombre del profeta Mahoma

VIDEO 3VIDEO 4

Otros conjuntos de qawalis. Puede apreciarse el carácter hipnótico de los climas que este estilo de música suele crear. Se suele enfatizar el impacto que dicha música produce en vivo (no muy disímil se le ocurre a este cronista a los testimonios respecto al impacto del rock)

VIDEO 5VIDEO 6

En el video 5 se ve un conjunto de qawali en su contexto original, el santuario de un santo. Los peregrinos congregados para el día del santo (en este caso mayoría de varones en el recinto principal) irrumpen en danza. Un anciano fakir (tal vez el pir o descendiente vivo del santo enterrado en el santuario) está sentado aparte mientras los devotos arrojan billetes sobre su cabeza y besan sus manos y sus pies. En el video 6 se ve una celebración similar, con profusión de color verde (identitario del Islám) fakires danzantes y mayor “descontrol”  (en estas reuniones suelen circularse sustancias tóxicas entre la concurrencia que potenciian los ritmos del qawali!) En ambos casos se cantan las loas del santo Hazrat Lal Shahbaz Qalandar (literalmente el “Santo Intoxicado” o “Intoxicante”) enterrado en Sindh, Paquistan

VIDEO 7

Los versos de arriba (como todas éstos, de origen popular) interpretados por el qawali más famoso de Paquistán, Nusrat Fateh Ali Khan, quien llevara la música del qawali a los públicos de Europa (se ve también a este cantante en uno de los videos de arriba)

VIDEO 8

En tiempos recientes se han hecho experiencias de fusión entre el qawali y otros estilos musicales (como eljazz o el flamenco) existiendo grabaciones con cantaores españoles especialmente invitados a Paquistán y viceversa. Éste video es una muestra de esa fusión con el flamenco, género con el que el qawali mantiene varios puntos en común – como el contrapunto cantaor- “coro”, la impostación adrede de la voz  (“rasposa”) la introducción o los intevalos semi-recitados (con malabarismos melódicos) de menor intervención instrumental, el acompañamiento de palmas…

summersounds2ameerkhan2.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: