Santos

Sufíes

“Solo Alá es Dios, y Mahoma es su profeta” reza el credo musulmán

… pero además de Mahoma, muchos otros hombres santos han surgido a lo largo de los siglos en el Islám

Durante el Imperio Mogol vivieron muchos hombres santos que son conocidos en los estudios religiosos como místicos sufíes

El nombre sufí se cree les fue otorgado por andar vestidos muchas veces, en su pobreza voluntaria, sólo con una piel de oveja (suf) Otros dicen que dicha denominación proviene de la palabra “puro” (saf)

En Irán, Afganistán, India y Paquistán se los conoce también con la palabra persa pir. A su nombre de pila suele anteponerse la palabra hazrat(santo)

Algunos de los reseñados en éste blog son:

Hazrat Muinudín Chisti 

Hazrat Data Sahab  

Hazrat Mian Mir

En ésta entrada se reseñan tres de ellos:

Tres santos

Huyendo de la corrupción de las populosas ciudades del Islám, estos santos muchas veces buscaron la soledad de los bosques. Habitaron cuevas y se dedicaron a una vida de contemplación (dhíkr) de Alá

Como ocurrió en el caso de monjes o ascetas cristianos, su fama de santidad pronto se difundió por todas partes, mezclada con historias de milagros. El mismo Gran Mogol procuró el consejo de los santos sufíes, visitándolos en ocasiones en sus eremitas (ver ejemplo en ésta entrada)

Intimidad con Dios

Los santos sufíes buscaron una relación íntima con Alá. Para ello, creían que debían ir más allá de los rituales formales del Islám (orar cinco veces al día, ayunar, peregrinar a La Meca, etc)

Predicaron en cambio que Dios puede encontrarse en todas partes – especialmente en el corazón humano

Como vía para un acercamiento íntimo a Dios consideraban legítimas expresiones del corazón como la música, la poesía y la danza

Muchos de los poetas más famosos del Islám (tales como el persa Rumi o el máximo poeta mogol Ghálib) fueron sabios o simpatizantes sufíes. De la autora sufí Zebunisa (hija del sexto Gran Mogol) se dá en este blog una mínima muestra de su poesía en español

Sufíes hubo que, para expresar aspectos de la relación amorosa con Alá, tomaron como metáfora el vino y el amor de las mujeres (así muchas de las poesías más famosas de la literatura islámica abordan la temática del vino y el amor sensual)

Los conocidos derviches danzantes de Turquía son sufíes que afirman poder alcanzar un éxtasis de cercanía a Dios mediante ese frenesí sensorio de la danza…

Tolerancia religiosa

Si bien estos santos eran musulmanes, el pensamiento sufí estaba abierto también a descubrir a Dios (Alá) en las creencias de otras religiones: los sufíes estudiaban los aspectos del budismo o el hinduísmo en los que creían podían detectar componentes de la verdad islámica…

En ésta entrada se mencionan los esfuerzos por reconciliar el Islám con las religiones locales protagonizados por el tercer Gran Mogol (Ákbar) que era devoto de un santo sufì y en ésta entrada un intento similar por el hijo del quinto Gran Mogol (Sha Yaján) que construyó la tumba de otro santo

Esta disposición a entrar en diálogo con otras religiones se dice convirtió a los sabios sufíes en eficaces misioneros del Islám

Particularmente en el subcontinente de la India, Indonesia o Malasia, los sufíes difundieron el Islám incorporando en él ciertos rasgos de las milenarias religiones locales. Tomaron prestados elementos del folklore local como la música, la leyenda y la danza para ayudar a transmitir su mensaje.  De esta forma fueron aceptados, llegando según se afirma a convertir al Islam segmentos enteros de la población nativa…

Hasta hoy la forma de Islám practicada por una mayoría de la población de Pakistán (darelvi) está enraizada en el pensamiento sufí

Gracias a su origen en la predicación de los sufíes, el Islám de Paquistán contiene muchos elementos adaptados del hinduísmo nativo. Una de sus expresiones típicas es la música religiosa (qawali) Otra es la mencionada anteriormente de visitar los santuarios y consultar a sus descendientes (pir) que se asemejan a los gurúes de la India…

La palabra árabe fakir (“pobre”) o la palabra persa dérvish (derviche o “mendicante”) tambien se han usado para designar a estos sabios. En la Paquistán actuales en ocasiones el término ha llegado a significar simplemente “pordiosero” (en Occidente fueron los británicos quienes popularizaron la palabra árabe fakir, pero aplicándola a los santones o gurúes del hinduísmo)

Arriba, miniatura mostrando a un famoso sufí con su piel de oveja. Abajo, otro con el austero ropaje de una autoridad religiosa

Herejes del Islám

Tradicionalmente el sufismo ha sido condenado por la ortodoxia del Islám

A pesar de ser seguido por millones, las autoridades conservadoras de La Meca han llegado a perseguir (y ejecutar) a lo largo de los siglos a muchos sufíes por herejes

La tolerancia de los sufíes hacia placeres dudosos como la danza o el vino, su aceptación de aspectos de otras religiones como el hinduísmo o el budismo, resulta inaceptable para los celosos guardianes del Corán

Incluso la veneración de las tumbas de los santos (dárbars, dhárgas) mencionada más abajo es igualmente condenada por el fundamentalismo islámico

Sus eruditos (ulemas) alegan que Mahoma mismo prohibió se lo venere

…si el Profeta mismo (dicen) aducía ser meramente un vehículo humano para la revelación divina – cuanto menos dignos de adoración (debida solo Alá) son estos supuestos “santos”, que son meros humanos…

Por ello la peregrinación a tumbas de santos es condenada por los grupos fundamentalistas (quienes han realizado atentados contra tumbas de santos)

La masa de la población sin embargo las visita asiduamente

No sólo en Paquistán (donde esta práctica popular es prácticamente indivisible de la forma local del Islám) sino en naciones más cercanas geográficamente a La Meca (Egipto, Irak, Turquía, etc) el sufismo y la veneración de santos son elementos centrales del Islam popular

Paralelos con el cristianismo

Podrían señalarse paralelos entre los místicos cristianos (San Juan de la Cruz o Santa Teresa de Ávila) y los místicos sufíes

Al igual que ellos, los místicos cristianos escribieron poesía divina recurriendo al paralelo del amor humano

También ellos fueron perseguidos en ocasiones como herejes por la teología ortodoxa (tanto San Juan de la Cruz como Fray Luis de León fueron enviados a la cárcel por la Inquisición)

Santos con descendencia

A diferencia a los santos católicos, que generalmente eran célibes, los santos sufíes estuvieron generalmente casados (no existía el monacato célibe en el Islam)

Lo que esto implica en la práctica es que los descendientes de los santos sufíes siguen muchas veces vivos…

No sólo los parientes continúan generalmente viviendo hasta hoy en los aledaños del mismo solar de su famoso antepasado (donde se halla su tumba) sino que además son considerados ellos mismos santos (pir)

Así mientras que tanto peregrinos católicos como musulmanes pueden rezar ante las reliquias de un santo muerto – los fieles islámicos tienen la chance de rezar también ante un “santo vivo” (zinda pir)

Sobre estos herederos de los santos sufíes he escrito en mi otro blog

¿Alternativa al fundamentalismo?

Hoy en día existe una tendencia en círculos intelectuales de la población educada en India y Paquistán (y entre los occidentales que escriben sobre la zona) que considera que tal vez esta rama tolerante y benévola del Islám – que no discrimina a las mujeres, acepta la música, la poesía y la danza como vías legítimas hacia Dios, e incluye aspectos de las creencias de otras religiones como el hinduísmo –  podría postularse como alternativa a los extremos del fundamentalismo islámico

Se ha vuelto moda en las manifestaciones culturales de la clase media o alta paquistaní las referencias a la poesía sufí  (con especial énfasis en su tolerancia religiosa) Populares bandas de rock o pop local versionan antiguas poesías sufíes..

Tumbas de los santos

A la muerte de estos hombres santos se les construyeron santuarios (dárbars, dhárgas) que se convirtieron en lugares de peregrinación. Éstas tumbas cubren todo el territorio de las actuales Paquistán e India, siendo visitadas anualmente por millones de fieles

Las dárghas pueden hallarse en cualquier rincón del país, humildes y de reducidas dimensiones, o extensas y multitudinarias (estas últimas generalmente en las ciudades)

Urbes hay, como Multán (al sur de este país) llenas de las tumbas monumentales de santos sufíes

Otra entrada de éste blog está dedicada a estas tumbas de santos

En la página Arte Mogol 6 puede leerse algo más sobre los sabios y santos sufíes

Abajo, ejemplos de la riquísima decoración que suele cubrir a algunos de estos santuarios, donde millones acuden en búsqueda de ansiado solaz espiritual…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: