“Yodha y Ákbar”

jodhaa_akbar

Finalmente se estrenó la película de Bollywood “Yodha y Ákbar” (Jodhaa-Akbar)

Yodha (Jodhaa) es el nombre con el que se conoce a la esposa favorita de Ákbar el tercer Gran Mogol (cuyo nombre significa “grande”). Ésta es la historia de amor entre ambos…

El film fue titulado de acuerdo un tradición narrativa en lengua urdu, según la cual la historia de dos personajes suele llevar por título simplemente sus dos nombres (sin intermediación del “y” occidental como en “Romeo y Julieta”) Otros ejemplos mencionados en este blog son los cuentos de“Ákbar-Bírbal”, o la leyenda romántica de “Hir-Ranja”.

Como dice la crítica del New York Times, “en Hollywood ya no las hacen así”. Se refiere al despliegue de escenografías espectaculares, batallas masivas, intriga, suspenso y romance durante casi tres horas de película, con elefantes incluidos. Según las críticas, el film decepcionó amuchos que esperaban mayor rigor histórico en la historia de dos personajes – bueno, históricos – mientras otras hablaban de situaciones trilladas y argumento banal. El autor de este blog la vió y le gustó mucho, tal vez por no estar acostumbrado, como el cronista norteamericano, a esos despliegues que solía disfrutar en sagas como “Ben Hur”… pero también porque, si se pasan por alto algunas caritas del emperador y algunas escenas de acción a las que le falta, bueno – acción – la trama está muy bien construida en mi opinión y lograr sostener el interés de principio a fin. Es más, es una hermosa historia de amor con un mensaje sumamente pertinente al Paquistán y la India actuales..

Los críticos señalan, para empezar, fallas históricas como que nadie sabe en realidad si Yodha era el nombre de esta reina, y que los detalles históricos sobre ella son demasiado pocos como para armar un argumento. Lo cierto es que, cualquiera haya sido el nombre de la reina, se la conoce en todo el subcontinento como Yohda básicamente porque así figura en historias y películas, como la reseñada en este blog “El Gran Mogol” (Múghal-e-Ázam) Pero además, sin hilar demasiado fino (cosa que sólo los especialistas podrán hacer seguramente) según puedo ver prácticamente todos los personajes y situaciones de la película se basan en la historia – al menos la versión consensuada mayoritariamente.

Desde la idea central del matrimonio de Ákbar arreglado por motivos políticos con princesas hinduístas como Yoda (estrategia que juega un rol clave en la trama) hasta episodios concretos como uno relacionado a una flecha en un ojo, y otro mencionado anteriormente en este blog en el que Ákbar desarma con sus dos manos a un atacante que lleva una espada en el harén, ordenando luego arrojarlo por el muro (dos veces porque la primera no consiguió matarlo) Habiendo resultado el atacante ser el hijo de su querida nodriza, el emperador, para compensarla por su pérdida, mandó erigirle al muerto un mausoleo que aún hoy puede visitarse en Delhi. La película muestra dicho episodio de violencia seguido de una escena imaginaria entre el emperador y su nodriza (incentivo suficiente para visitar dicho mausoleo para los que nunca lo hicieron).. Igualmente basados en las crónicas de la época son varios personajes secundarios de la película, como la susodicha nodriza, el futuro primer ministro Mangh Singh (en la película aparece como un niño precoz) o Bairam Khan, el regente que gobernó durante la minoría de edad de Akbar. Así como igualmente histórico es que el emperador al alcanzar la mayoría de edad despachara a este último a un peregrinaje a La Meca (fue asesinado en el camino, y nunca se sabrá si los entredichos que tuvo con Ákbar tuvieron algo que ver). Idem es histórico el largo proceso de campañas bélicas encaradas por Ákbar contra reinos rebeldes que le otorgó su dominio, ensanchando así el Imperio Mogol (no por nada se lo conoce como “grande”) También son históricas las infinitas intrigas dinásticas, así como la tolerancia de Ákbar hacia otras religiones, empezando por el hinduismo de sus esposas (en esta entrada se mencionó algo de su intento de ecumenismo religioso, que no prosperó gracias a la firme oposición de los barbados representantes de la ortodoxia islámica (ulemas) Éstos aparecen en el film – fieles al dato histórico – oponiéndose a la tolerancia religiosa del Gran Mogol. Igualmente veraz desde el punto de vista histórico es la remisión por parte de Ákbar del impuesto a los no-musulmanes (yiza) factor de irritación social que el sabio monarca supo eliminar para pacificar su reino, para gran regocijo de sus súbditos, quienes no por nada lo bautizaron [el texto sigue debajo de las fotos]

picture59.jpg

picture54.jpg

picture61.jpg

picture51.jpg

picture57.jpg

picture50.jpg

picture53.jpg

Ákbar (“grande” antes de lo cual su nombre era Yalaludín Muhammad, como correctamente figura en toda la película) También tiene basamento histórico que Ákbar impresionara por su presencia física,  dato escenificado ampliamente en la película gracias a los bíceps del Sr. Roshan (el actor principal) cuya utilización en combates contra elefantes también está fundamentada en las crónicas de la época. E igual rigor histórico tiene la piedad religiosa del emperador exhibida en la película mediante su concurrencia a la heremita del santo sufí Khwaja Moinuddin Chishti cuya relación con Ákbar es ampliamente conocida – así como el hecho de que el emperador se deleitara en los juglares sufíes que cantaban sus loas en un emotivo número musical de la película. La preponderancia de Ajmer y el bravo reino Rajput dentro del Imperio Mogol (al que proveyó de fieros guerreros y fieles ministros, como Mangh Singh) son hechos veraces históricamente, y detalles del escenario, vestido y comportamiento han sido cuidados, desde el armamento y la recreación de las batallas, el protocolo de la corte y los procedimientos para la boda, hasta los distintos tipos de saludos (las mujeres hinduístas cubriendose parcialmente con el velo) los diversos tipos de escritura utilizados por Ákbar y su reina (alfabetos árabe y devanagari respectivamente – diferencia caligráfica que interviene en una escena tierna del film) y las distintas comidas consumidas por musulmanes e hinduistas respectivamente (los primeros sin carne por ser religiosamente vegetarianos, factor que juega un rol en la trama) Y, en general, parece obedecer al dato histórico el objetivo político último de Ákbar mostrado en la película, que fue sin duda hallar formas de mantener unido su vasto imperio, tan dividido entre hinduístas y musulmanes… Por supuesto el guionista ha fantaseado toda una serie de episodios dramáticos para condimentar la trama, desde intrigantes encuentros nocturnos hasta coreografías masivas en la Sala Audiencias Públicas (Diwan-i-Am) del palacio de Delhi (por entonces la capital) como se ve en la foto de arriba y el video abajo En fin, los historiadores podrán tener sus quejas, pero el espectador seguro no. Pues aunque el film transmite un mensaje ideológico más que pertinente para los tiempos que corren por estos lados del planeta (no lo voy a decir aquí) la película no sermonea, lo cual es en sí un logro, sino que por el contrario deleita con un romance que también es perfectamente congruente con la realidad de las prácticas culturales de estas latitudes – ademas de la belleza de la sra. Ray (la coprotagonista, que ha sido llamada “la mujer mas bella del mundo”) lo melodioso de la música, lo espectacular de la puesta…

…La película fue un enorme éxito de taquilla, como se esperaba..

VIDEO 1

Espectacular escena danzante donde el emperador recibe las loas de su pueblo en el Salón de Audiencias Públicas del Fuerte Rojo de Delhi (con su aspecto original recubierto de cortinados) cuando por primera vez se lo llama “Ákbar”. En la escena puede verse al emperador participando de la ceremonia de la balanza, y al final arrojando monedas al pueblo desde su montura

VIDEO 2

Escena más tranquila (situada en campamento de tiendas) en la que el emperador escucha en las vísperas de su boda a un grupo de sufíes itinerantes que cantan las loas de su santo maestro (jwayakhwaja es “maestro”) En una tienda contigua mientras tanto su futura esposa llora desconsolada antes de la noche de bodas con un desconocido. Hacia el final del video, recibiendo una iluminación o trance místico, el emperador abandona su asiento para unirse a los derviches danzantes (en una bella versión algo pop de la música religiosa tradicional o qawali )

VIDEO 3

Película completa con subtítulos en español

3 comentarios to ““Yodha y Ákbar””

  1. Napoleon Lizardo Says:

    ¿Es cierto el dato sobre el Taj Mahal, se trata del mismo emperador?
    http://es.wikipedia.org/wiki/Taj_Mahal

    Saludos, Napoleon03@gmail.com

  2. NUML Says:

    El emperador que construyó el Taj Mahal fue el nieto de Ákbar.. (Sha Yaján):

    https://granmogolhistoria.wordpress.com/2007/12/23/sha-yajan/

    un saludo!

  3. Anónimo Says:

    se debe dejar abierto para que todas las personas miren sin pedir tanto la pelicula hermosa pero me contaron y yoooo no ooooo puedo miras que pena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: