Harén

Portada del libro El Harén mogolde K.S.Lal

Contrariando imágenes de placer lujurioso que sucita en el imaginario occidental, el harén era primariamente la residencia de las madres, tías, abuelas, hermanas y primas del Gran Mogol.

La “primera dama” muchas veces no era una esposa. Era antes bien la madre del Gran Mogol.

En la película “El Gran Mogol” se observa este rol preponderante de la madre (es una de las protagonistas principales de la película) Las crónicas narran repetidamente la actitud infantil del soberano frente a su madre, ante quien se mantenía en pié, a quien llamaba hazrat (“santa”) y sobre cuya falda apoyaba en ocasiones la cabeza (gesto todavía vigente según lo visto en la Paquistán actual!)

El nombre harén proviene de hecho de la palabra árabe haram que significa “religiosamente prohibido” o  “sagrado” (cf. Mezquita Sagrada) La palabra haram es la misma que se usa para designar la comida ritualmente impura para un musulmán  (como el cerdo)

Ocurría que el sector de las mujeres, según la costumbre musulmana, estaba prohibido para los extraños. De allí que fuera haram. No precisamente el lugar del exceso sino de la modestia religiosa! El famoso velo tan inquietante de las fantasías europeas no era sino el hiyab (velo) de la prescripción islámica.

(la palabra haram fué trasliterada al español como harén. Su nombre local en el subcontinente indio es la palabra persa zenana o zenan-jana que significa “casa de las mujeres”)

En los palacios de la corte Mogol como los de Delhi, Lahore o Agra las zenanas eran lugares de exquisito lujo, tal como se los retrata (imaginariamente o no) en las miniaturas, ornados con paneles de mármol incrustadojardines surcados por cascadas, terrazas con árboles frutales y pabellones recubiertos, en invierno de sedas y brocados, y en verano abiertos al fresco…

Abajo, dos imágenes pertenecientes a palacios en la India, transformados hoy en hoteles cinco estrellas

sherezada1

Las zenanas eran pues sitio de escenas antes que nada familiares. Esto ocurre hasta el presente en Paquistán en el sector de la casa reservado a las mujeres (allí donde se aplica el sistema de pardah o segregación femenina)

Era el sector donde se criaban los hijos hasta determinada edad, y el Gran Mogol visitaba regularmente a su prole y parentela femenina, como nos narran las crónicas.

“Su Majestad la dignísima Maryam-Zamani [madre del emperador Yajanguir] vino de Agra, y tuve la bendición eterna de servir a sus pies” nos narra el mismo Gran Mogol con devoción filial. “Todos los años que mi padre vivió en Agra solía visitar los viernes a sus tías paternas” escribe la hija del primer Gran Mogol“Un día de extremo calor, su alteza mi señora [su madre] dijo al emperador: ‘El viento es en exceso cálido; ¿que ocurriría si este Viernes no asistierais? Las begams [damas] no se ofenderían’. Su Majestad replicó: ‘¡Maham! Me asombra sobremanera que habléis así. ¡Las ancianas hijas de Abu-Said Sultán Mirza, quienes han perdido a su padre y sus hermanos! Si yo no las las comforto ¿quién lo hará?'”

Con ocasión de una excursión campestre de las señoras, la misma cronista escribe “Una vez hubieron montado las tiendas y la tienda de audiencia, el Emperador vino a ver el campamento y los espléndidos arreglos, y visitó a las begams y a sus hermanas […] Cuando iba a visitar la morada de una begam o una hermana, todas las begams y todas sus hermanas lo solían acompañar. Al día siguiente visitó la tienda de esta humilde servidora [su hija] y el agasajo duró hasta la tercera velada de la noche. Muchas begams asistieron, y damas de rango y alcurnia, y otras doncellas, y músicos y recitadores”

Conformar a semejante asamblea de hijas, sobrinas, tías y cuñadas no era fácil. La misma cronista registra una queja: “Bega Begam dijo: ‘Varios días habéis estado visitando este jardín, mas en ninguno de ellos habéis honrado nuestra tienda. El sendero a ella no ha sido plantado con espinos. Esperamos os dignéis visitar también nuestros aposentos y ser agasagado allí con festín y agradable compañía ¿Hasta cuando afligiréis así a estas poco agraciadas? También tenemos corazones’

La reacción del Gran Mogol no pareciera diferir demasiado de la de otros miembros de su género ante reclamos similares: “Su Majestad no dijo nada, y se fué a sus oraciones […] En la primera vigilia del día vino y envió por sus hermanas y las begams, y por Dil-Dar Begam, y la aghacha [concubina] afgana, y Gul-Nar aghacha, y Meywa-Yan y Agha-Yan, y las nanas. Todas fuimos, y no dijo ni una palabra, por lo que supimos que estaba enfadado. Luego de un rato comenzó: ‘Bibi ¿de qué maltrato de mi parte os quejásteis esta mañana?’ y ‘ése no fue el lugar indicado para presentarme la queja. Todas sabéis que he estado visitando a nuestras parientes más ancianas. Aún así, cuando estoy con ellas me avergüenzo, pues las visito tan poco [] si alguna vez hubiera una demora de mi parte en visitaros [] escribidme una nota diciéndome: ‘sea que os complazca venir o no, quedamos contentas y agradecidas a vos'”

(el retruco de la bibi o señora creo que también suena familiar: “Bega Begam insistió un poco, diciendo: ‘La excusa es peor que la falta. Nos quejamos para que su Majestad eleve nuestros rostros con su favor. ¡Su Majestad ha querido llevar las cosas hasta ese extremo! Pero ¿qué hacer? Sois el Emperador’ Escribió una carta y se la dió, y allí arreglaron sus cuentas”)

Además de la vivienda de tías, abuelas, primas y cuñadas e hijos pequeños, la zenana era también el lugar de las esposas.

El Islam permite la poligamia, pero indica sin embargo un máximo de cuatro para cada varón (sólo si puede mantenerlas en plano de igualdad) y durante el Imperio Mogol esta norma se implementó entre la población musulmana, que en general (por una cuestión de respeto a esa ley y economía) fue monógama.

Pero del cuarto Gran Mogol (Ákbar) se dice que tuvo doscientas esposas (su manutención económica no tuvo que haber sido problema :))

De subseguientes emperadores se dice que tuvieron una cantidad doble o más, si bien pocos historiadores toman en serio crónicas contemporáneas que hablan de 5.000 (en las zenanas que sobreviven no se ha descubierto alojamiento para tantas)

Provenían de todos los caminos de la vida, habiendo ingresado allí por matrimonio, nacimiento, compra, permuta, alianza política. Representaban todas las etnias y lenguas del Imperio (en la cita de arriba se menciona a afganas) Una podía ser la favorita (como en los casos de Mumtaz Mahal o Nur Yaján) Darle el hijo primogénito al emperador era el máximo privilegio, y se conocen casos de intrigas fruto de los celos para hacer abortar a la favorecida…

En general sus relaciones mutuas se mantenían dentro de ciertos límites de decoro, ya que al Gran Mogol le disgustaban las noticias de las rencillas domésticas.

El Gran Mogol era el único varón que tenía acceso irrestricto a la zenana. Algunos occidentales pudieron entrar en su función de médicos.

Muchas veces eran administrados por hábiles eunucos (como se señaló en otra entrada)

Además del libro mostrado arriba, otro que puede consultarse online es “Damas reales mogolas y sus contribuciones” (Royal Mughal Ladies and their Contributions) además de este artículo resumiéndolo y también las memorias de Guldaban Begam la hija de Akbar (todos en inglés)

Abajo, delicadas miniaturas mogolas mostrando a damas de la corte

PC039482-01

PC039489-01

PC039485-01

PC039486-01

2 comentarios to “Harén”

  1. Sergito Says:

    Perversos musulmanes (y judíos) CASTRADORES de niños y adolescentes (en tiempos de inexistencia de la anestesia, analgésicos y antibióticos) para convertirlos en EUNUCOS guardianes de sus inmorales y esclavistas HARENES. Los MALDIGO infinitamente, en especial a su falso profeta, el cruel mutilador Mahoma ( y a Moisés el genocida misógino).

  2. NUML Says:

    bueno, pero con maldecirlos no ganamos nada. “Bendecid, y no maldecid” dijo Alguien que conocia muy bien a los judios (y tambien dijo “perdonalos, porque no saben lo q hacen…”) como q tambien El era judio..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: