Salutaciones

9

44

Los buenos modales eran cruciales en la Corte Mogol

El tercer Gran Mogol (Ákbar) instituyó saludos (salams) para su corte que harían escuela

Salam

El más famoso consistió en llevarse la palma derecha levemente curvada hacia la frente, tres veces en forma sucesiva

Dicho saludo (salam) pasó a ser el distintivo de los musulmanes del subcontinente hasta no hace mucho. Podía ir acompañado de las palabras adab arz he (algo así como “se presentan los respetos”) más tarde simplificadas a adab arz (o arz he, o sólo adab) También simplemente con la palabra salam (“paz”)

Originalmente el reverso de la mano debía tocar primero el suelo, mientras la mano izquierda se mantenía en la frente (se dice que tal gesto se originó una vez que el príncipe lo hizo para sostener su turbante al inclinarse)

Como en muchos saludos del mundo (por ejemplo el beso en Occidente) el gesto quedó finalmente apenas sugerido, acercándose ligeramente la mano a la frente una sola vez

En la miniatura de abajo puede verse al cortesano de la izquierda realizando este saludo, así como en la ilustración que se ve en esta entrada, en un fotograma de esta otra, y en el video 1

picture1

Formalismos

Muchos otros formalismos (takaluf) matizan el urdu tradicional y moderno. “Para el habitante del subcontinente asiático, la hospitalidad es un punto tanto de honor como de deber religioso” dice un texto al respecto

Mientras que en español hay dos formas diferenciadas de imperativo singular, para mostrar mayor o menor respeto (“siéntate” o “siéntese”) en urdu existen cuatro (“beth”, “betho” , “bethe” , “bethyie” ) graduadas desde la formalidad más exquisita, hasta la informalidad más peyorativa

A las dos formas de apelación singular en español (“tu” y “Usted”) el idioma urdu opone tres (“ap”, “tu” y “tum”) Sólo para el equivalente del español “tu” existen dos formas (“tu” y “tum”) que únicamente el oído familiarizado podrá usar sin ofender (tum es informal en ocasiones al punto de ser peyorativo, reservado sólo para los sirvientes, mendigos, etc.)

En el urdu educado es normal referirse a un tercero ausente en plural (“ellos son mi hermano” en vez de “él es mi hermano”!) remedando un arcaico “plural mayestático” cortesano, que también se usa para la primera persona (“nosotros tenemos” en vez de “yo tengo”) El pronombre formal ap (“Usted”) no es en realidad sino la segunda persona del plural (“ustedes”) aplicada a un sólo interlocutor (como si en español nos dirigiéramos a nuestro interlocutor llamándole “Ustedes” en vez de “Ud.”!)

Tashrif laie y tashrif rekie (literalmente “traiga su honor” y “deposite su honor”) son dos variantes comunes para expresar “pase” y “siéntese” en forma elegante

Formas aún más abyectas (para parámetros occidentales) de mostrar pleitesía subsisten desde hace milenios. En el caso que un “inferior” salude a un “superior” (por ejemplo en el contexto feudal del interior de Paquistán) el primero se inclinará para tocar la rodilla del segundo

En la forma más extrema de ruego, el suplicante (por ejemplo al pedir perdón) se agachará casi hasta el piso para tocar el pié del benefactor.

Dichos ademanes, si bien desaparecidos en líneas generales, aún podrán observarse no sólo en ámbitos rurales sino en las ciudades. Por ejemplo un mendigo al recibir una limosna generosa, o en forma jocosa entre amigos imitando el antiguo gesto…(pero si el pedido de perdón va muy en serio, el gesto no será en broma…)

Abajo, esta miniatura muestra una escena de la audiencia pública (dárbar) del Gran Mogol. En ella los cortesanos se mantienen en pie, según un orden estrictamente jerárquico. En la imagen, rompiendo la etiqueta, el emperador se incorpora ligeramente para abrazar y besar a sus hijos, regresados de una larga ausencia (cliquear para agrandar o verla a mayor tamaño en la página Arte Mogol 6)

(texto continúa abajo)

shahjahancourt

Saludos actuales

La llegada del Imperio Británico de la India significó el desvanecimiento de muchos hábitos tradicionales. El saludo tradicional (salam) fue uno de ellos. Debió competir con los saludos de otras religiones (como el namaste hindú, con las manos unidas al frente) Durante mucho tiempo perduró en la ciudad de Lucknow, famosa por haber sido el último repositorio de los modales refinados de la corte mogol

El saludo tradicional sobrevive sin embargo en ciertos ámbitos folklóricos, como en los recitales de música o poesía clásica (mehfils y mushairas) donde el artista lo usará para responder a las aclamaciones del público. Se mantiene vivo en el imaginario popular, ocasionalmente usado en la vida diaria en forma risueña, al saludar colectivamente a un grupo al entrar o salir de un ambiente, agradeciendo aparatosamente cumplidos entre amigos… En ciertos ámbitos masculinos se funde insensiblemente con la sugerencia de una venia, en esta nación altamente militarizada…

Las palabras adab arz podrán oírse todavía alguna vez (al recibir por ejemplo a un extranjero) En un manual de urdu en circulación dicho saludo se sigue enseñando a los estudiantes del idioma

Pero hoy en día el salam ha prácticamente desaparecido, reemplazado por el democrático cruce de manos de Occidente, u otras formas más informales de saludo:

la salutación más común en Paquistán hoy será el consabido asalamu-aleikum (“la paz de Alá”) Es el saludo común a todos los pueblos musulmanes, que se usa en las antiguas tierras  del Gran Mogol junto a alguna que otra fórmula oral de cortesía superviviente (como al responder al saludo “¿cómo está?” con las palabras apki dua “[gracias a] vuestra plegaria [bien]”)

Éstas palabras van acompañadas por un gesto corporal que consiste las más de las veces en arrimar ligeramente los respectivos hombros derechos (gesto apenas sugerido generalmente) reflejando valores ancestrales según los cuales los hermanos se brindan mutuamente el hombro de solidaridad…

Dicha acción podrá ir acompañada por otras demostraciones corporales como posar suavemente la mano sobre el hombro, el brazo, la mano o la espalda baja del interlocutor (¡estas últimas posiciones altamente “riesgosas” entre los varones occidentales!) Largos abrazos y el caminar tomados de la mano no son infrecuentes, como muestro en mi otro blog

La delicada miniatura mogola de abajo, hecha durante el reinado del quinto Gran Mogol (Sha Yaján) muestra al poeta persa Saadi saludando a otro en medio de un jardín de rosas

Como entre muchos pueblos islámicos, estas salutaciones entre varones podían parecer en ocasiones excesivamente melifluas para un varón occidental

Cuestión de fórmulas…

VIDEO 1

Compilación de imágenes de películas mostrando el saludo tradicional del Imperio Mogol

VIDEO 2

En el minuto 1:44 de este video mostrando el enloquecido recibimiento de Maradona en Calcuta, India, puede verse a los jugadores de la división infantil agacharse para tocar la rodilla o el pié del astro. En este caso en la India, el saludo apunta a su origen remoto en el hinduísmo, donde era reservado para saludar a la deidad (=Maradona🙂

Sadi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: